Contáctanos

Seis errores que debes evitar en una inversión inmobiliaria

Categoría:

Actualidad

Seis errores que debes evitar en una inversión inmobiliaria

La inversión inmobiliaria es una de las opciones más atractivas en Perú a la hora de construir tu patrimonio. Por un lado, te da la opción de generar ingresos mensuales y una apreciación del capital, y además tiene poca volatilidad a lo largo del tiempo. Esto significa, que no dependerás de los vaivenes de los mercados financieros para poder ganar con tu inversión. A continuación, los errores que debes evitar:

1) Abarcar más de lo que puedes  

Es muy fácil deslumbrarse por un inmueble de 3 o 4 habitaciones, 2 baños y terraza. La pregunta que tienes que hacerte es si puedes pagarlo sin poner en riesgo tu salud financiera. También es necesario revisar si tenemos suficiente capacidad de endeudamiento o si nuestros ingresos nos alcanzan para pagar el crédito hipotecario y seguir cubriendo tus gastos sin problemas por unos años.

Es aquí donde entra la importancia de establecer un presupuesto honesto y realista que te permita saber cuál es la hipoteca que podrás pagar y, por lo tanto, la vivienda en la que podrás invertir. Este presupuesto debe incluir tus gastos fijos mensuales, deudas por pagar (lo recomendable es no tener deudas a la hora de realizar una inversión inmobiliaria), pago de hipoteca y, por supuesto, los gastos que puedan surgir en el proceso de compra.

2) Precios altos no siempre significa tener más ingresos

Relacionado con el punto anterior, es posible que el inquilino de tu inmueble se vea afectado por una crisis económica, no pueda seguir pagando el arriendo y el inmueble dure mucho tiempo vacío sin generar ingresos. Es aquí donde aplica el dicho que “no pongas todos los huevos en una sola canasta”, diversifica tus inversiones y el impacto en momentos de crisis no será tan alto.

3) No revisar el crédito

¿Eres de los que piensa primero en la casa y luego en cómo la vas a pagar? La recomendación es que antes de todo te acerques al banco, revises las opciones de crédito que tienes y, con base en eso, escojas la vivienda ideal para tu inversión inmobiliaria. Recuerda que el monto del crédito aprobado dependerá de tus ingresos y tu historia crediticia.

4) No tener un plan B

Es posible que te hayas hecho ideas sobre las propiedades en las que deseas invertir, ya sea para venderlas o arrendarlas, pero si tu idea principal no funciona ¿has considerado otras opciones? Tener siempre una opción más económica o en otros sectores de la ciudad te ayudará a reaccionar si algo sale mal con tu inversión inmobiliaria.

5) Tomar en cuenta solo una variable para calcular la rentabilidad

Al momento de calcular la rentabilidad por alquiler, además del impuesto predial, debes tomar en cuenta otros aspectos para conocer el valor real.

Por ejemplo, los seguros, las comisiones inmobiliarias, previsión de reparaciones e imprevistos, los gastos de administración, los gastos de mantenimientos, etc. Planéalos con anticipación para no pagar de más por cosas que no habías previsto.

6) No tener respaldos

Imaginemos que le pusiste una cerámica azul al baño y compraste justo la cantidad que necesitabas. Luego de alquilar la vivienda, el inquilino te comenta que se han roto unas cuantas baldosas, pero cuando vas a comprarlas para reponerlas, resulta que ya no tienen ese modelo.

En un caso extremo, un error como estos podría llevarte a bajar el precio del alquiler para que este u otros inquilinos estén tranquilos y, en el largo plazo, tener que remodelar completamente el baño, lo que te hará gastar dinero para el material y el especialista que haga el trabajo ¡Ten respaldos de todo lo que pongas en la casa!

Esperamos que hayas tomado papel y lápiz para hacer tus anotaciones claves y crear bases fuertes para tu inversión inmobiliaria.

FUENTE: AMARILO