Contáctanos

Cómo crear hábitos de ahorro para comprar vivienda propia

Categoría:

Actualidad

Cómo crear hábitos de ahorro  para comprar vivienda propia

Todos hemos soñado con dejar de pagar arriendo y tener vivienda propia en algún momento, ya sea una casa con un jardín enorme o un apartamento con vista a toda la ciudad. Consolidar nuestro patrimonio a través de un bien que se valoriza con los años es la sensación más tranquilizante y reconfortante que podemos tener de cara al futuro.

Para cumplir este gran objetivo, es necesario aprender a priorizar nuestras metas y establecer hábitos de ahorro. Por ejemplo, si lo primordial es comprar apartamento, esto debería ir por encima de tener el último modelo del celular o comprarnos un carro nuevo, así, el dinero que íbamos a destinar para la compra de estos objetos, lo abonamos a la cuenta de ahorro (o al chanchito) que tiene como nombre “Mi vivienda propia”.

Antes de empezar ahorrar, es necesario tener un motivo para hacerlo ya que, cuando ahorramos por ahorrar, vemos el dinero en nuestra cuenta y la tentación de gastarlo es mucho más alta, pero, cuando tenemos metas para ahorrar dinero, es más probable que evitemos gastarlo.

Si, por alguna razón, no se cuenta con una meta gran meta lo mejor que podemos hacer es iniciar con metas a corto plazo y cantidades pequeñas de ahorro, una vez adoptemos el hábito se incrementa el monto y el periodo de tiempo.

De esta forma, estaríamos estableciendo prioridades, el primer paso para empezar a implementar hábitos de ahorro.

Automatizar el ahorro

Casi todos los bancos ofrecen la oportunidad de hacer operaciones automáticas. Apenas el dinero llegue a las cuentas, se puede elegir cuándo, cuánto y a dónde transferirlo, inmediatamente. Entonces, podemos hacer que el 10 % (esta es la cantidad básica que recomiendan los expertos para tener un buen flujo de ahorros) se transfiera automáticamente a esa cuenta que destinamos para vivienda propia.

La ventaja de esto es que ya no hay que pensar en retirar una parte para cumplir las metas de ahorro y, por lo general, reduce la tentación de gastar el dinero.

Cumplir retos de corto plazo

Uno de los más conocidos es el reto de 30 o 52 días y se basa en aumentar el monto de ahorro semanalmente. La primera semana el ahorro puede ser de S/100, la siguiente S/120, la tercera S/150 y así hasta llegar a la semana 52. La cantidad depende de cada quién, pero es una buena forma de crear hábitos de ahorro.

Poner a toda la familia en modo ahorro

Si hay niños en casa, es una buena forma de enseñarles a crear hábitos de ahorro desde pequeños. Incluso, podemos establecer ciertas recompensas, como una noche de películas o una ida al parque, si entre todos llegan a la meta del mes.

Por supuesto, los niños no van a ahorrar para el apartamento nuevo, pero si puede servir como una motivación para recordarnos cuál es nuestro norte. Además, debemos reconocer que, muchas veces, los niños son más juiciosos que los adultos, capaz y terminamos aprendiendo de ellos.

Tener vivienda propia nos da tranquilidad personal y familiar, al mismo tiempo que nos ofrece la oportunidad de dejar de pagar arriendo para que nuestros ahorros sean más constantes y llegar a tener bienestar integral. De igual forma, ser dueño de propiedades, cumplir con nuestros pagos a tiempo y tener ahorros nos abre las puertas en entidades financieras para seguir cumpliendo nuestros sueños.

Si ya cuentas con ahorros y todo lo necesario para comprar vivienda propia, ponte en contacto con nosotros. Juntos encontraremos el espacio perfecto para ti. 

FUENTE: AMARILO