Contáctanos

Cómo mejorar el historial crediticio

Categoría:

Finanzas

Cómo mejorar el historial crediticio

Los bancos siempre observan en detalle el comportamiento financiero de la persona que solicita un crédito hipotecario. Obviamente, tener un buen flujo de dinero, pocas deudas y haber pagado oportunamente los compromisos previos son aspectos que te harán más fácil, o no, tu camino en el sistema financiero. Si estás buscando una forma de mejorar tu historial crediticio o quieres tener todo súper claro antes de iniciar uno, estos consejos te servirán:

1) Mientras más temprano empieces a construir tu historial crediticio, mucho mejor

El sistema financiero premia con una bonificación sobre su puntaje crediticio a las personas que iniciaron hace más de 13 años a manejar productos financieros. Esto, porque este es un tiempo suficiente para conocer todo lo que debes y no debes hacer con ellos. Por esta razón, la invitación es a empezar a construir tu historial cuanto antes.

Claro, esto debe hacerse con responsabilidad porque, así como puedes tener un buen historial desde temprana edad, podrías llegar a endeudarte desde temprana edad. Sin embargo, tienes la opción de empezar a construir tu historial crediticio con compromisos básicos como el pago de las cuotas del celular o de servicios como el internet. Cuando estés listo, pasa a una tarjeta de crédito con un cupo muy bajo y asegúrate de pagarla siempre a tiempo.

2) ¿Cúanto estás dispuesto a pagar?

Expertos recomiendan que, antes de contraer compromisos financieros, definas y tengas muy clara tu capacidad de pago. Inicialmente, el pago que haces todos los meses a cuotas de deudas no debería ser mayor al 30 % de tus ingresos.

Además, ten presente los gastos fijos periódicos. Esto incluye desde los mensuales hasta los anuales (SOAT, impuesto predial, etc.). Así, sabrás qué compromisos nuevos estás adquiriendo y cuánto representan dentro de tu capacidad económica.

3) No utilices todo la línea que tienes disponible en tus tarjetas

Consumir todo el cupo que tienes en tus tarjetas de crédito reduce tu capacidad de endeudamiento. Es decir, no es lo mismo adquirir una deuda que implique un 20 % de tu línea, a una que implique el 50 % ¿cuál será más fácil de pagar?

Al no utilizar el máximo de tus tarjetas puedes disminuir tu nivel de deudas y mejorar tu historial crediticio. El sistema financiero valora tener un uso bajo del cupo de tus tarjetas y créditos rotativos porque es una señal de que tienes la deuda bajo control.

4) Paga a tiempo tus deudas y genera un plan de pagos 

El historial crediticio es sinónimo de disciplina financiera, así que, para que funcione muy bien, debes mantener al día tus obligaciones. Siempre es una buena idea utilizar herramientas como los débitos automáticos o los recordatorios en el calendario de tu celular, para que haya menos probabilidades de olvidar un pago (por si acaso, pon el recordatorio por varios días seguidos).

El historial crediticio es sinónimo de disciplina financiera, así que, para que funcione muy bien, debes mantener al día tus obligaciones. Siempre es una buena idea utilizar herramientas como los débitos automáticos o los recordatorios en el calendario de tu celular, para que haya menos probabilidades de olvidar un pago (por si acaso, pon el recordatorio por varios días seguidos).

5) Si se te complica pagar las deudas, no desaparezca

Es común que, cuando no se tiene cómo pagar la deuda, las personas rechacen las llamadas y “se pierdan del mapa”. Esta actitud lo que hace es dar a entender al banco que no se quiere cumplir con la obligación. Responder las llamadas o acercarse al banco y plantear la situación le permitirá a la entidad financiera encontrar una solución que se adapte a cada persona. Algunas de las alternativas que se suelen ofrecer son refinanciación de la deuda, alargar el plazo de pago, una compra de cartera, entre otros.

Al tener un buen historial crediticio, las entidades financieras te apoyarán con aumento de una línea de crédito, mayores planes de financiamiento, menores tasas de interés y otros beneficios. Recuerda que las tarjetas de crédito suelen ser una de las principales herramientas que influyen en tu historial crediticio, pero NO SON una extensión de tus ingresos.

FUENTE: AMARILO