Contáctanos

Cómo mejorar tu capacidad de ahorro disminuyendo los gastos hormiga

Categoría:

Finanzas

Cómo mejorar tu capacidad de ahorro disminuyendo los gastos hormiga

Supongamos que un six pack de cervezas cuesta S/.20 soles y todas los viernes, compras 3 depués de salir del trabajo, al mes estás gastando S/.240 soles y esto tiene como resultado un gasto anual de S/.2880 soles. Si lo pensamos bien, eso lo podrías incluir en el pago de la cuota inicial para tu vivienda propia.

Precisamente eso es lo que son los gastos hormiga, pequeños consumos que realizas de manera constante y que, aparentemente, no influyen en tu presupuesto, pero, en realidad, tienen un alto impacto en tus finanzas personales o familiares. El alcohol es solo uno de ellos, también podemos incluir:

  • El cigarrillo que te fumas una o dos veces al día.
  • La suscripción a ciertas plataformas online que no usas tanto.
  • Las gaseosas o botellas de agua para acompañar el almuerzo.
  • El “frappuccino” de las tardes.

​El problema con los gastos hormiga es que, al no controlarlos, crecen poco a poco y, cuando nos damos cuenta, no sabemos en qué se nos fue el dinero.

¿Cómo saber cuánto dinero usas en tus gastos hormiga?

Paso 1. Toma papel y lápiz y anota minuciosamente todos los consumos adicionales que tienes al día con sus respectivos montos.

Paso 2. Ese mismo ejercicio lo harás todos los días por una semana.

Paso 3. Suma todos los gastos diarios.

Paso 4. El resultado, multiplícalo por 4, ya que esa es la cantidad de semanas que tiene un mes.

Es posible que te cueste aceptar que algunos de tus gastos son gastos hormiga, sé honesto contigo mismo y pregúntate si ese gasto de verdad es necesario. Estamos seguros que el ahorro de dinero será más efectivo si empiezas a llevar al trabajo un termo con café en vez de comprarlo todos los días. En consecuencia, no es un gasto necesario.

¿Cómo eliminar los gastos hormiga? 

Ahorrar o invertir, he ahí la cuestión. Hacer una u otra cosa dependerá de tus metas financieras.

Por un lado, está el ahorro, esto más que algo esporádico debes considerarlo un hábito que te ayudará a cumplir objetivos, generalmente, de corto y mediano plazo como salir de vacaciones, mejorar tus herramientas de trabajo, hacer remodelaciones en tu hogar, entre otros, y te darán tranquilidad financiera porque puedes acceder a ellos en cualquier momento.

Desafortunadamente, es un dinero que está estático, si no ahorras constantemente es difícil que ese dinero se mueva, lo que puede hacer que pierda valor como consecuencia de la inflación.

Por otro lado, está la inversión. Gracias a ella es posible obtener una rentabilidad o ganancia que incremente la cantidad de dinero invertida. Es una buena forma de mover tus ahorros o el dinero.

A) Elabora un presupuesto: anota la cantidad de dinero que recibes quincenal o mensualmente y luego los gastos que tienes. Asegúrate de incluir arriendo, mercado, seguros, servicios, gasolina, entretenimiento, cuotas de crédito (si las tienes), deudas, etc. esto te ayudará a saber cuánto puedes gastar y cuánto puedes ahorrar.

B) Establece prioridades: luego que hayas jerarquizado cuáles son los pagos más importantes, guarda una pequeña cantidad para esos gastos hormiga y toma el compromiso de no excederte.

C) Disminuye lo que en realidad no es necesario: elimina las suscripciones que no utilizas, reduce las comidas fuera y las cervezas todos los fines de semana.

D) Mantén estable tu salud física y emocional: Kristin Wong, periodista y autora del libro Get Money: live the life you want, not just the life you can afford, identificó que muchos de los gastos hormiga son para solucionar problemas físicos y mentales. ¿Te sientes mal? Hay que comprar un helado; ¿Tienes la autoestima en el piso? La solución es comprar ropa nueva. "La gente soluciona sus problemas de autoestima con la compra de nuevos objetos y así, hasta quedar en ceros", explica.

E) Busca alternativas: no estamos diciendo que elimines por completo los pequeños placeres de la vida, pero, por ejemplo, si te gusta comer un postre luego del almuerzo, no es necesario que lo compres en la calle, incluye “frappuccino” dentro de tu lista para que no represente un gasto adicional.

F) Págate a ti primero: a penas recibas tu sueldo, no dejes que pase mucho tiempo para pagar todo lo que está incluido en tu presupuesto. Así tendrás menos tentaciones para hacer gastos innecesarios.

Si aplicas estos consejos, pronto estarás más cerca de conseguir tus objetivos y tendrás una mejor relación con el dinero. Para más tips financieros, sigue navegando en el blog de Cumbres.

FUENTE: AMARILO