Contáctanos

8 puntos básicos que debes saber antes de invertir

Categoría:

Actualidad

8 puntos básicos que debes saber antes de invertir

Una buena forma para empezar es tener claro por qué y para qué quieres invertir. No es lo mismo solamente querer hacer un extra para el mes a mes, poner tu capital en movimiento o asegurar tu jubilación. Cada objetivo, tendrá un impacto en cuál será la estrategia de inversión que más te conviene.

También es necesario ser conscientes de que la información sobre finanzas es bastante amplia y, en ocasiones, puede ser abrumadora. Sin embargo, en estos casos, vale la pena arrancar tu estrategia desde las bases de la inversión. Por eso, hoy te explicamos algunas ideas que debes tener en cuenta antes de invertir:

  • Dale un propósito a tu inversión: es importante tener una meta u objetivo en mente, puede ser tu jubilación, el pago de la universidad de tus hijos o la compra de una vivienda. El capital que utilizarás en la inversión, el tiempo que dedicarás, la tolerancia que tengas a tomar riesgos y lo que quieres lograr, te permitirán llevar a cabo un plan de acción que vaya de acuerdo con tus necesidades.
  • Puede que lo que esté haciendo todo el mundo no sea lo mejor para ti: siempre es mejor investigar bien sobre el tipo de inversión al que vas a entrar y tomar tus decisiones basándote en lo que averiguaste en vez de saltar a ciegas por la popularidad del momento. Sobre todo, si es una nueva forma de inversión, en estos casos conviene extremar la prudencia, esperar un tiempo y ver qué pasa antes de invertir.
  • Destina una parte de tu capital para emergencias: algunos profesionales aconsejan no invertir dinero que se pueda necesitar para emergencias en el corto plazo.  Genera una base de ahorros que te permitan cubrir entre 3 y 6 meses de tu gasto mensual para que, en caso de enfrentar problemas económicos, puedas vivir tranquilo por un tiempo.
  • Se vale perder: Esta es una realidad, no todas las inversiones salen como esperamos, porque el riesgo es parte innata de estas. Algunas personas lo hacen muy bien a la primera y otros necesitan más tiempo para lograr el éxito. No te empeñes en algo que no funciona y aprende de tus errores.
  • Diversifica: No pongas todos los huevos en la misma canasta. Entre más concentradas estén tus inversiones en un solo lugar, más riesgo puedes correr de que si algo sale mal, comprometas todo tu dinero. Para evitar esto, puedes pensar en tener varios tipos de inversión, de forma que, si a uno le va regular en un momento dado, otros puedan estar teniendo mejores rendimientos.
  • Asegúrate de tener una buena salud financiera: ten muy controladas tus deudas y dale la mayor importancia al ahorro. Según una publicación de la revista Forbes, es muy poco probable que logres tus objetivos financieros si ahorras menos del 5 % de tus ingresos. Ellos recomiendan ahorrar entre el 10 % o 15 % de tu sueldo. Para cualquier inversión, incluso para las inmobiliarias, es necesario tener ahorros.
  • Mantente informado: Revisa noticieros, revistas especializadas y mantente al día en redes sociales confiables para saber cómo se mueven los indicadores de la inversión que quieras hacer. Por ejemplo, según Properati, los inmuebles actualmente tienen una tendencia valorización positiva en el tiempo. Datos como estos puedes conocerlos haciendo una búsqueda en Google o siguiendo a los referentes en la industria.
  • El conocimiento es poder: investiga cuáles son los conceptos básicos de este mundo, infórmate bien sobre los riesgos y limitaciones de la inversión y, si no logras entender tanta información, considera la opción de hacer un curso o contratar un asesor de finanzas que analice tu situación, valore tu capital y te guíe un poco más en la selección de los productos adecuados para tu perfil.
  • No te olvides de la parte legal: conoce las inversiones legales, así como la cantidad mínima que necesitas para pagar impuestos. No evadas las responsabilidades legales, evita cualquier negocio que pueda comprometerte demasiado.

Debido a la volatilidad de algunas inversiones, es importante estar preparados tanto para el éxito como para los errores y, por supuesto, para el aprendizaje. A medida que te vayas interesando mucho más, interiorizando las experiencias de los que están a tu alrededor y aprendiendo sobre este mundo descubrirás los secretos de las inversiones, irás adquiriendo el olfato y, sobre todo, mantendrás o mejorarás la disciplina que se necesita para triunfar en las inversiones.

FUENTE: AMARILO